Horno de leña posts etiquetados

290 AÑOS DE ASADOS A LA LEÑA

290 años de asados a la leña

Nada menos que casi tres siglos lleva nuestro viejo horno de leña, la estrella indiscutible de esta casa, asando corderos y cochinillos. Lejos estaba de imaginar Jean Botín, un cocinero francés que recaló por Madrid allá por 1725, que la posada y casa de comidas que abrió junto a su mujer, perviviría casi tres siglos después, habiéndose convertido en un lugar casi de culto para los amantes de la gastronomía tradicional castellana y española.

La realidad es que en Botín seguimos cocinando como antaño, en cocina de carbón y horno de leña. ¿Nuestro secreto? No lo hay. Solo el mimo con el que tratamos una materia prima de primerísima calidad, seleccionada a diario con sumo cuidado y el esmerado trato al cliente, en ambos casos pesa mucho la experiencia de tantos años.

Nuest...

Leer más

UUUMMMM, AQUÍ HUELE A ASADO

Asados

El asado tal vez sea la técnica más antigua de cocinado. Ya se conocía hace 790.000 años, cuando el homo erectus comenzó a controlar el fuego y comprobó que las piezas de carne y pescado, que se cobraba cazando y pescando, estaban mucho mejor cocinadas que crudas.

En términos culinarios, asar es cocinar un género en parrilla, plancha u horno, acompañado solo de elementos grasos y sin nada de humedad, para que quede dorado por fuera y tierno y jugoso por dentro. Aunque la realidad es que cuando hablamos de asado nos referimos a algo cocinado en horno, del tipo que sea.

Precisamente en las fechas que se aproximan, los hornos de nuestras casas echan literalmente humo ya que el asado es una comida muy típica de las fiestas navideñas...

Leer más

EL HORNO DE LEÑA

Horno de leña de Botín

El origen de los hornos de leña se remonta a los tiempos más remotos de la humanidad, cuando el hombre comienza a hacerse sedentario.

Los primeros hornos de leña estaban destinados a cocer pan o tortas y sus creadores fueron los egípcios y los mesopotámicos. Consistían en una especie de tapa  o campana de adobe o tierra. Pero fueron los griegos los inventores del horno de leña tal y como lo conocemos< hoy en día. Ellos lo “acostaron” y pusieron la puerta en la parte delantera. También tuvieron la idea de apagar el fuego al final del calentamiento para cocinar <los alimentos por radiación de calor.

Los romanos aportaron pocas innovaciones, únicamente, la utilización de un nuevo material: el ladrillo de tierra cocida.

Precisamente de ladrillo refractario  y con base de pie...

Leer más