OTOÑO EN LA COCINA… SETAS EN LA CAZUELA

SETAS

Llega el otoño, las temperaturas se suavizan, caen las hojas y empieza a llover. La naturaleza cambia de color y nos obsequia con ricos manjares entre los cuales destacan, sin duda, las setas.
Este fruto de la tierra ha sido considerado mucho tiempo como una verdura más, pero lo cierto es que carece totalmente de clorofila por lo que se ha creado una categoría de alimentos especialmente para ellas: los fungi (palabra que viene del latín y que significa hongo).
Las setas han sido consumidas desde la antigüedad. Celtas, griegos y romanos eran conocedores de sus propiedades culinarias y curativas. También sabían de su carácter tóxico ya que en algunos casos pueden ser alucinógenas y muy venenosas. Realmente hasta el siglo XVII crecían de forma espontanea en el campo y es solo a partir de este momento que empiezan a ser cultivadas por los franceses para utilizarlas en sus fogones.
Es un alimento bastante sano ya que carece totalmente de grasas o hidratos y su composición, en un 90%, es agua. Pueden consumirse de muchas formas: a la plancha, rebozadas, en revueltos, acompañando platos de carne e incluso hay dos especies, el champiñón y las oronjas, que pueden saborearse crudas en ensaladas o carpaccios.

Deja una respuesta