LUIS CANDELAS, EL BANDOLERO DE MADRID

luis-candelas-blog

Luis Candelas Cajigal vio la luz por primera vez en una casa del madrileñísimo barrio de Lavapiés, un 9 de febrero de 1804.

Desde muy pequeño, Luisito ya apuntaba “maneras” ya que un día que un cura en su colegio le propinó un tortazo, él  le respondió con dos y se quedó tan ancho… por supuesto fue expulsado. Durante su adolescencia cometió varios robos y hurtos, algunos de los cuales no pudieron ser probados, por lo que nuestro protagonista se fue de rositas.

Dicen las malas lenguas que, atractivo, educado y bien plantado como era,  hacía estragos entre el género femenino hasta el punto de compartir amante (Lola “La Naranjera”) con el mismísimo rey Fernando VII. De este éxito con las mujeres se habla en las coplas  que Rafael de León dedico al bandolero madrileño:

“… Madrid te está buscando para prenderte

Y yo te busco solo para quererte…”

 

“… Que estoy en vela, estoy en vela

Para ver si me roba mi Luis Candelas.”

 

La leyenda dice que, tras cometer sus fechorías, Candelas y su banda solían huir por los pasadizos que hay bajo la Plaza Mayor y aledaños (en Botín tenemos uno de ellos…condenado, por supuesto).

Nunca cometió delitos de sangre pero eso no le hizo librarse del garrote vil. Permaneció recluido antes de morir en la Cárcel de la Corte que en la actualidad es el Ministerio de Asuntos Exteriores, sito en la Plaza de Santa Cruz. Fue ajusticiado un 6 de noviembre de 1837. Al parecer sus últimas palabras fueron:

“Adiós patria mía, sé  felíz”.

Deja una respuesta