LLEGAN LAS MANDARINAS

llegan las mandarinas

Es como la hermana pequeña de las naranjas y viene a poner una nota de color entre los, ocres y más bien tristes, tonos otoñales.  Es el fruto que más se parece a su herman mayor, aunque de menor tamaño, sabor más aromático, menos ácida y más fácil de pelar.

La mandarina es originaria de las zonas tropicales Asia y más concretamente de China. Su nombre se debe a la coincidencia de color con los trajes que usaban los mandarines que gobernaban la vieja China. Su cultivo se introdujo en Europa en el siglo XIX y en nuestro continente, España es el principal productor (segundo a nivel mundial, después de China).

Existen tres tipos diferenciados de mandarinas que a su vez se subdividen en muchos grupos: Clementinas, Satsumas e Híbridos. Varian, según la clase, el sabor, el color, el tamaño y el grosor de la piel. Los beneficios que aporta a la salud este fruto son muy numerosos. La pulpa contiene vitamina C, vitamina B, ácido cítrico, azúcar reductora y caroteno, aunque no grandes cantidades. Su piel tiene aceite volátil y glucósido y sus semillas, aceites grasos, proteínas y sustancias amargas. Tiene propiedades broncodilatadoras y antiflamatorias adecuada en el tratamiento de úlceras, ayuda el intestino y la digestión.

Tenemos varios meses por delate ( el otoño y casi todo el invierno) para disfrutar de esta golosina que nos ofrece la naturaleza.

Deja una respuesta