PONTEJOS, EL CENTENARIO PARAÍSO DE LAS MERCERÍAS

Pontejos

Ese botón que perdiste de tu chaqueta favorita  y no hay manera de encontrar otro igual,  esa cremallera imposible, esa pasamanería con un color tan complicado que no lo hay en ninguna parte, el encaje que quieres poner en un vestido y ni por asomo encuentras el que te gusta. No hay problema, a cualquiera que le preguntes te dirá que vayas a Pontejos. Allí está el auténtico paiso de las mercerías y las manualidades.

Muy próximo a la Puerta del Sol, el centenario almacén de Pontejos (ubicado en la Plaza de su mismo nombre) se ha convertido en el lugar de referencia donde encontrar de todo lo que pueda haber en una mercería o tienda de manualidades, y por él pasan a diario alrededor de 2.500 personas.

Todo ordenado y escrupulosamente clasificado para poder satisfacer hasta al cliente más exigente. Hay que decir que aquí acuden con frecuencia modistos y artistas para adquirir los avalorios que luego adornarán sus creaciones y vestidos, respectivamente. La mercería fue inaugurada por el guipuzcoano Antonio Ubillos, en 1913, y en la actualidad el negocio sigue en manos de sus descendientes.

Hay un dicho popular que reza “Lo que no encuentres en Pontejos, no lo encontrarás en ninguna parte”.

Deja una respuesta