DIBUJOS ANIMADOS CON ADN ESPAÑOL

Los picapiedra

Pocos saben que a comienzos de la década de los 60 algunos de los personajes más famosos de las series de animación más exitosas  (Los Picapiedra, Los Supersónicos, Los Autos locos, Scooby Doo, El Oso Yogui,  etc.) se dibujaban aquí en Madrid. Varias generaciones hemos crecido disfrutando de las aventuras de estos simpáticos personajes, pensando que eran “made in USA”, y resulta que no, que llevaban una gran parte de ADN español.

El responsable de todo esto es un hombre encantador y lleno de talento, Carlos Alfonso. Él estaba al frente del estudio de dibujo y animación que trabajaba para la productora americana de William Hanna (El dueño de Hanna Barbera).  Después de muchos años, la Academia del Cine ha querido rendir un merecido homenaje a Carlos y a algunos de sus compañeros de profesión en forma de premio que se les entregará en estos días. Es un reconocimiento a muchos de los rostros que están detrás de las cámaras  y los platós, y sin los cuales, el cine y la televisión no serían posibles.

Contaba Carlos en una entrevista reciente que llegó a entablar gran amistad con Will Hanna y que éste venía con frecuencia a España alegando motivos de trabajo cuando, en realidad, lo que ocurría es que le apasionaba  la gastronomía española, sobre todo el jamón de jabugo, la tortilla de patatas y los percebes. Y era frecuente que en estas visitas  Carlos le llevara a comer a Botín, al igual que hacía con otros productores americanos que visitaban  nuestra ciudad.

En Botín estamos encantados de contar con un cliente  como tú, Carlos,  y no se me ocurre mejor forma de felicitarte  por tu premio que diciendo “Yabadaba doooooooo”.

Deja una respuesta