ESAS MARAVILLOSAS TERRAZAS

Esas maravillosas terrazas

Resulta difícil imaginarse Madrid sin terrazas, pero no siempre han estado ahí. En cuanto asoma el primer rayo de sol, madrileños y visitantes nos lanzamos como posesos a ocupar las terrazas para desayunar, comer, cenar  o simplemente tomar un café o unas cañas. La verdad es que el clima de Madrid lo propicia. Aunque ahora ya ni siquiera es necesario que haga buen tiempo pues muchos de estos establecimiento tienen estufas y hasta ofrecen mantas a sus clientes para combatir el frio. Al aire libre, cueste lo que cueste.

La realidad es que las primeras terrazas no aparecieron en Madrid hasta la década de los 70 del siglo XIX, y lo hicieron siguiendo una moda que venía de Francia. Las primeras terrazas estaban en el el pasaje Matheu ( allí había una elegante galería comercial) que une la calle Espoz y Mina con la calle Victoria, en pleno centro de Madrid.  Estos establecimientos estaban regentados por dos franceses de ideología política contraria: el dueño del Café de París era monárquico y conservador, y el dueño del Café de Francia era republicano y revolucionario. A pesar de ello, lograron convivir en buena vecindad y fueron lo precursores de una moda que se hizo costumbre en nuestro país y nuestra ciudad: las terrazas. (Imagen madridcoolblog.com)

Deja una respuesta