LA ESTATUA DE FELIPE III

estatuaecuestredefelipetercero

Cuando uno accede a la Plaza Mayor de Madrid, llama la atención la estatua que preside el centro de la misma. Una estatua ecuestre dedicada a Felipe III que, ciertamente, no siempre estuvo ahí.

Se trata de una estatua muy viajera que ha sufrido numerosos avatares hasta llegar a su ubicación actual. La estatua fue realizada en Florencia por Juan de Bolonia y Pedro Tecca, por encargo de Cosme de Médicis que se la regaló al rey español. Utilizaron como modelo un retrato del monarca, pintado por Pantoja de la Cruz.

En un primer momento, la estatua se depositó en el jardín del Alcázar hasta 1617, en que fue trasladada delante del Palacete de la Casa de Campo. Y allí permaneció hasta enero de 1848, en que Mesonero Romanos propuso a la Reina Isabel II, llevar la estatua la la Plaza Mayor como elemento decorativo de una plaza  que había perdido sus usos tradicionales y ya no se celebraban en ella corridas de toros ni autos de fe.

En la actualidad, es uno de los elementos monumentales más fotografiados de Madrid, pues es uno de los lugares preferidos de los turistas que llegan a la Plaza Mayor, para tal menester.

Deja una respuesta