AÑO NUEVO EN EL RESTO DE EUROPA

el año nuevo en el resto de Europa

Mientras los españoles estamos atragantándonos con alguna de las doce uvas, al son de las campanadas que dan paso al año nuevo, en el resto de Europa tienen su particular forma de celebrar tan significativa fecha.

Los alemanes tiran petardos y fuegos artificiales para ahuyentar los malos augurios y suelen dejar, en el plato de la cena algo de comida hasta después de la media noche, simbolizando que la despensa se mantendrá llena todo el año.

En Austria, lo que marca la diferencia es el tradicional vals y el Concierto de Año Nuevo. Los daneses rompen platos frente a la puerta de la casa de sus amigos ( no deben ganar para vajillas). Si tienen muchos platos hechos añicos frente a la puerta, es que tienen muchos amigos. Para los escoceses, el “Hogmanay” o Año nuevo se celebra prendiendo fiego a un barril y haciéndolo rodar por las calles. Los franceses son más convencionales y suelen celebrar la entrada de año en los Campo Elíseos, con una buena botella de champagne.

Los italianos cenan lentejas esa noche y se regala a las mujeres lencería roja (tradición que hemos copiado en España). Ambas cosas auguran buena fortuna en el año que comienza. En cuanto a los rusos, los protagonistas del Año Nuevo son los niños que bailan alrededor del árbol navideño para que el “Abuelo de Hielo”, una especie de Papá Noel autóctono, les traiga  dulces, juguetes y muñecas matriuskas.

Que quieren que les diga… yo me voy a comprar mis uvas. (Imagen elcomercio.pe)

Deja una respuesta