LAS EJECUCIONES DE LA PLAZA MAYOR

ejecuciones en la Plaza Mayor

Viendo lo alegre y bullicioso que se muestra este emblemático rincón de Madrid cuesta imaginar que tiempo atrás  fuera el escenario de terribles ejecuciones. Hasta allí eran trasladados los reos, a pie o en carreta, desde el Palacio de Santa Cruz (entonces Cárcel de la Corte) para su destino final en la hoguera, la horca , la guillotina o el garrote vil. El cadalso de la horca se levantaba frente al Portal de Paños, los degollados o decapitados se situaban frente a la Casa de la Carnicería y para el garrote vil se elegía la fachada de la Casa de la Panadería.

Durante mucho tiempo, la Plaza Mayor fue lugar de celebración de terribles Autos de fe. Allí morían los condenados por el Tribunal de la Santa Inquisición, muchos de ellos en la hoguera. Tanta ejecución ha dado lugar a leyendas que dicen que por los alrededores de esta zona vagan los fantasmas y espíritus de algunos de estos ajusticiados.

Curiosamente, los días que no se celebraban  ejecuciones el espacio se destinaba a temas más festivos como entronizaciones, beatificaciones o incluso corridas de toros. (Imagen abc.es)

 

Deja una respuesta