290 AÑOS DE ASADOS A LA LEÑA

290 años de asados a la leña

Nada menos que casi tres siglos lleva nuestro viejo horno de leña, la estrella indiscutible de esta casa, asando corderos y cochinillos. Lejos estaba de imaginar Jean Botín, un cocinero francés que recaló por Madrid allá por 1725, que la posada y casa de comidas que abrió junto a su mujer, perviviría casi tres siglos después, habiéndose convertido en un lugar casi de culto para los amantes de la gastronomía tradicional castellana y española.

La realidad es que en Botín seguimos cocinando como antaño, en cocina de carbón y horno de leña. ¿Nuestro secreto? No lo hay. Solo el mimo con el que tratamos una materia prima de primerísima calidad, seleccionada a diario con sumo cuidado y el esmerado trato al cliente, en ambos casos pesa mucho la experiencia de tantos años.

Nuestra situación privilegiada, en pleno Madrid de los Austrias y al pie del Arco de Cuchilleros, es un atractivo más para todos aquellos que deciden visitarnos. Son muchos los que comentan que al traspasar la puerta de entrada a Botín es como si el tiempo se hubiera detenido tres siglos atrás… el sonido de un móvil, probablemente, devuelve al cliente a la realidad. De cuantos acontecimientos habrán sido testigo estas paredes y esta fachada… la historia no se detiene y Botín puede decir con orgullo que ya es parte de esa historia, de la historia de Madrid. Y ojalá podamos seguir formando parte de ella durante mucho tiempo más.

Deja una respuesta