LA FUENTE DE SAN ISIDRO

Fuente de San isidro

El 15 de mayo, lo madrileños celebran el día de San Isidro, su santo patrón, así como el de campesinos, agricultores e ingenieros  agrónomos.

Cuenta la leyenda, que en un año de sequía, San Isidro, temiendo por la cosecha de su patrón, golpeó la tierra con su vara e hizo brotar agua. Tanta agua brotó que pudo abastecer a todo Madrid, un Madrid que entonces no era más que un pueblo (siglo XI).

En ese mismo lugar en el que San Isidro  obró el “acuoso” milagro, se construyó, en 1528, una fuente. A esa fuente acuden los madrileños cada 15 de mayo a beber y a coger agua ya que a esta se le atribuyen cualidades milagrosas. Concretamente, el emperador Carlos V y su hijo Felipe  (luego Felipe II) enfermaron de unas terribles fiebres que a punto estuvieron de costarles la vida. Dicha enfermedad encontró cura cuando ambos bebieron agua de la fuente de San Isidro. (Imagen archimadrid.es)

La emperatriz Isabel, en agradecimiento por la curación de su esposo y de su hijo, mandó construir una ermita (la Ermita de San Isidro) junto a la fuente. Ambas fueron reformadas en 1725, quedando como las conocemos en la actualidad. Curiosamente 1725 es también el año de fundación de nuestra casa, el Restaurante Botín. Sobre el caño de la fuente, reza la siguiente leyenda:

«O ahijada tan divina como el milagro enseña / pues sacas agua de peña, milagrosa y cristalina, / el labio al raudal inclina y bebe de su dulzura. / Que San Isidro asegura que si con fe bebieres / Y calentura trujeres volverás sin calentura»

Deja una respuesta