UUUMMMM, AQUÍ HUELE A ASADO

Asados

El asado tal vez sea la técnica más antigua de cocinado. Ya se conocía hace 790.000 años, cuando el homo erectus comenzó a controlar el fuego y comprobó que las piezas de carne y pescado, que se cobraba cazando y pescando, estaban mucho mejor cocinadas que crudas.

En términos culinarios, asar es cocinar un género en parrilla, plancha u horno, acompañado solo de elementos grasos y sin nada de humedad, para que quede dorado por fuera y tierno y jugoso por dentro. Aunque la realidad es que cuando hablamos de asado nos referimos a algo cocinado en horno, del tipo que sea.

Precisamente en las fechas que se aproximan, los hornos de nuestras casas echan literalmente humo ya que el asado es una comida muy típica de las fiestas navideñas. Un buen pavo, cordero, cochinillo, cabrito, capón o pescados como la lubina, el besugo, la dorada o la merluza, pueden convertirse en auténticas delicias después de pasar por el horno. Además, el asado es un plato ideal  si hay que dar de comer a mucha gente (cosa que suele ocurrir en las mesas navideñas). Un asado, con una buena guarnición y una apetecible ensalada es una apuesta segura siempre.

Para que nuestro asado sea un éxito lo primero es elegir una pieza de calidad, ya sea de carnes, ave o pescado. Se puede utilizar aceite de oliva o manteca de cerdo y aromatizar con diferentes hierbas o especias. Las más tradicionales en España son el romero, la pimienta, el orégano y el tomillo, aunque hay muchas otras posibilidades según el estilo de asado que queramos hacer. Si tenemos la suerte de contar con un horno de leña (como es el caso del de Botín), el propio aroma de la leña le dará un gusto muy especial a la carne, pero si no es así, en los hornos eléctricos o de gas también puede salir muy rico. Aunque si no les apetece complicarse en la cocina, pues se vienen a Botín  y aquí podrán disfrutar de un asado a la leña, de cochinillo o cordero, al más puro estilo tradicional, como llevamos haciéndolo desde hace casi 300 años. Y no nos cansamos…

Deja una respuesta