AROMA DE CANELA

canela

Cuando pensamos en la canela seguramente nos imaginamos un buen plato de arroz con leche, bollos de canela y, cómo no, las deliciosas torrijas propias de estas fechas. Se trata de una especia que viene siendo utilizada desde hace miles de años en gastronomía, por el aroma y sabor que aporta a muchas recetas.

El árbol de la canela es un árbol de hoja perenne que procede se Sri Lanka. La especia como tal se extrae de su corteza interna, pelando y frotado las ramas. Puede utilizarse molida o en rama.

Pero los usos de la canela van más allá de los gastronómicos ya que posee cualidades  muy beneficiosas para la salud. El consumo de canela, en ayunas, reduce los niveles de azúcar en sangre, estimulando los receptores de insulina. En cuanto al aparato digestivo, favorece la eliminación de sales biliares que pueden ser perjudiciales para el colon y ayuda a regular el ritmo intestinal. También es útil para reducir las nauseas y los vómitos, así como para disminuir la aerofagia y la acidez. Tomar canela también es bueno en caso de gripes o resfriados ya que baja la fiebre, reduce la tos y levanta el ánimo.

Y por si todo esto no fuera suficiente, posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, baja el colesterol, es un buen anticoagulante y estimula las funciones cerebrales… pero antes de que salgan ustedes corriendo como posesos a tomarse el bote de canela que tienen en la cocina, tengan en cuenta  que para que la canela aporte todos estos beneficios su consumo debe ser moderado (una cucharadita al día), de lo contrario podría ser contraproducente.

Eso sí, cuando en estos días se “zampen” las torrijas de Semana Santa piensen que están tomando canela… se sentirán menos culpables.

Deja una respuesta