A LA RICA BECHAMEL…

bechamel

Como ocurre con todos aquellos inventos del ser humano que tienen éxito, muchos son los que quieren atribuirse la paternidad de tan deliciosa salsa. Pero la tesis que más credibilidad parece tener es la que concede la autoría de esta receta al francés Francoise Pierre de la Varenne, cocinero de la corte de Luis XIV, de la cual era administrador el marqués Louis de Béchamel. El honor del cual se bautizó esta salsa. Aunque hay teorías que le atribuyen el mérito  a él mismo que, al parecer, creó la bechamel para acompañar un bacalao seco.

La elaboración de la bechamel es sencilla. Se hace a base de harina (de trigo o maíz) frita en grasa, que bien puede ser aceite de oliva o mantequilla, después se añade leche y se remueve sin descanso para que no se formen grumos y hasta que se cree una crema más o menos espesa, dependiendo de para qué se vaya a utilizar. Se le suele poner un poco de nuez moscada. Y hay cocineros que le fríen un poco de cebollita picada antes añadir la harina.

En algunos platos, más que una salsa que acompaña,  la bechamel es la verdadera esencia del plato, como ocurre en el caso de las croquetas. Para elaborarlas, en Botín se cocina una bechamel con pollo y jamón y el resultado ahí está…es uno de nuestros entrantes con más éxito. No dejen de probarlo.

Deja una respuesta